Carrera Mecanica Automotriz

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player


Filtro antipolen
Volver a carreras

El sistema de filtrado del aire del habitáculo es conocido como “filtro antipolen o filtro habitáculo”, dicho filtro reduce la contaminación en el interior del vehículo y elimina las sustancias más perjudiciales para la salud.

El sistema de ventilación de un vehículo coge el aire del exterior y lo introduce en el interior del vehículo, generando en el interior una concentración de contaminación mayor que en el exterior (de 2 a 8 veces superior) debido a que el aire interior se encuentra en un lugar cerrado. Esta contaminación aumentará dependiendo de las condiciones externas: atascos o tráfico en carreteras, caminos sin asfaltar y condiciones climáticas adversas.

Filtro antipolen

Para reducir dicha contaminación en el interior del vehículo y eliminar las sustancias más perjudiciales para la salud se ha desarrollado un sistema de filtrado de aire llamado “filtro antipolen o filtro habitáculo” (Fg. 1). Este filtro puede estar montado tanto en un sistema de aire acondicionado, climatizador o en un sistema sin aire acondicionado.

Filtro simple y de carb?n activado

En el vehículo nos podemos encontrar un filtro antipolen (Fg.2) “simple o papel”  de color blanco o un filtro antipolen de “carbón activado o activo” de color gris. Dependiendo del tipo de filtro, filtrará un agente contaminante u otro.

Agentes contaminantes

El filtro antipolen está situado justo delante del ventilador/soplador del sistema de climatización, puede estar alojado en el compartimento del motor, bajo las rejillas del limpiaparabrisas, en los pies del conductor, pies del acompañante o detrás de la guantera. Normalmente lleva unas flechas grabadas en el lateral indicando la dirección del flujo del aire, en el caso de no montarlo en su posición de funcionamiento podrá ocasionar un mal filtrado y una reducción de caudal de aire.

Filtro usado y nuevo

Los principales síntomas de un filtro saturado o sucio son (Fg. 3):

  • Bajo caudal de aire por las rejillas/difusores de ventilación.
  • Resulta difícil desempañar el parabrisas y las lunas.
  • Olor desagradable al conectar el aire acondicionado o la calefacción.
  • Polvo o suciedad en el salpicadero y en las rejillas/difusores de ventilación.

A modo resumen estas son las ventajas y funciones de un filtro antipolen:

  • Reduce las infecciones nasales y alergias.
  • Evita la irritación en los ojos (lagrimas) y en las vías respiratorias (estornudos).
  • Mantiene el habitáculo limpio de partículas de polvo.
  • Favorece la eliminación del vaho de las lunas (el aire entra seco).
  • Evita que entren malos olores del exterior.

Dependiendo del uso del vehículo y del entorno por donde circula (por ciudad tiende a saturarse antes debido a los gases de escape) el filtro antipolen tendrá más o menos vida de funcionamiento. Para obtener un habitáculo limpio de agentes contaminantes recomendamos cambiar el filtro de habitáculo cada 15.000 km o como mínimo una vez al año.



Creado 2016-04-20 15:21:58
Mira aca ITCA TV
Inscribite para Estudiar Mecanica y Electricidad Automotriz
Estudia Mecanica y Electricidad Automotriz en el Interior
Competencia 2014
Cursos certificados y avalados por la UTN